Este hombre cava un pozo en el vecindario, vecinos no pueden creerlo

PUBLICADO EN 11/10/2020
Publicidad

Todos quieren vivir el sueño americano. ¿Quién no quiere una casa enorme con un amplio patio para que corran los niños y las mascotas? Wayne Martin ya tenía estas cosas, pero decidió comenzar un proyecto que realmente lo distinguirá de los demás. Él comenzó a cavar! Los otros pensaron que se había vuelto loco, pero descubrieron que su plan era genial. Espera hasta que escuches lo que hizo con el agujero. Hablemos de ambición en este hombre!

Distinto a todos


Cuando escuches una historia sobre alguien cavando un hoyo tan grande, te puedes imaginar que es para una piscina. ¡Eso en sí mismo sería suficiente para poner celosos a los vecinos! Wayne, sin embargo, decidió llenar este agujero con algo más. Cuando Wayne empezó a cavar no se sabía muy bien que estaba haciendo, solo cavaba ansioso y sin descanso. Poco a poco, mientras fue ahondando en la tierra, se podía vislumbrar una forma rectangular de bastante profundidad y empezó a despertar la envidia de todo el vecindario, ¡Creían que Wayne se estaba haciendo una piscina! Era la comidilla de todo el barrio, ya incluso planeaban fiestas y barbacoas sin que él los hubiera invitado, pero nada más lejos de la realidad, los vecinos estaban muy equivocados.

No Era El Clásico Agujero

No Era El Clásico Agujero

Comprar un contenedor


Después de que dejó la grava, agregó algo que no era exactamente a una piscina. Inmediatamente sus vecinos notaron que había traído un contenedor de traslado a su propiedad. ¿Pero para qué era? Todos estaban esperando al momento en que Wayne empezara a poner el cemento y los baldosines para la piscina, estaban deseosos de que la terminase ya que estaba empezando a hacer calor y era el momento perfecto para un baño. Cuando Wayne acabó de sacar toda la arena del hoyo, de repente llegó un enorme camión al barrio, se dirigía directamente a la casa de Wayne con, nada más y nada menos que ¡un contenedor gigante! Sí, habéis escuchado bien, un contenedor como esos que hay en los puertos, que van en los barcos llenos de mercancías.

Se Compró Algo Enorme

Se Compró Algo Enorme

Cerrándolo bien


No creería cuántos de ellos puede obtener en Internet con un presupuesto. Muchos entusiastas del bricolaje saben que es importante mantener los costos bajos. Es fácil superar el presupuesto si no tiene cuidado.Wayne había comprado un contenedor de transporte de mercancías enorme y con un sistema de cierre bastante sofisticado, se notaba que era hermético y que no se podía abrir así como así. ¿Qué pretendía meter Wayne ahí dentro? Era toda una incógnita y ahora el vecindario estaba aún más expectante y desconcertado que al principio. Todos hablaban por las esquinas del mismo tema.

Bien Sellado

Bien Sellado

Pensando de antemano


Wayne logró encontrar un contenedor a su gusto mientras se mantenía dentro del presupuesto. Sin embargo, ¿qué planeaba hacer con eso? Lo primero que hizo fue asegurarse de que se cerrara herméticamente. Wayne no usó las enormes puertas dobles, pero se aseguró de cerrarla y poner una puerta abatible del otro lado.Era el plan perfecto y le estaba saliendo rodado. Estaba muy contento con el resultado que estaba logrando y era consciente de que todos estaban poniendo sus ojos en él.

Lo Tenía Todo Planeado

Lo Tenía Todo Planeado

Con gravilla


Estaba todo preparado para encajar el contenedor en el agujero que Wayne había excavado a mano. Se aseguró de que nada pudiera entrar o salir. También se aseguró de que esta puerta se abriera hacia adentro y sirviera como una entrada de sentido único. Como es obvio tenía una grúa esperando para hacer la maniobra pues esos contenedores son muy pesados para moverlos de otra forma. Él creía que estaba todo calculado al milímetro pero, a la hora de depositar el contenedor, ¡este no cabía! ¿Cómo podía ser? Wayne estaba seguro de que lo había hecho bien, pero tuvo que tener algún error que pasó por alto. Tocaba ponerse a excavar de nuevo para que pudiera entrar el contenedor.

Errores De Cálculo

Errores De Cálculo

Un toque profesional


No podía comprender en qué se había equivocado, pero no importaba, lo importante era arreglarlo rápido ya que la grúa estaba allí esperando y tendría que pagarle por el tiempo extra esperando para depositar el contenedor. Otra opción sería dejarlo en el suelo y que la grúa volviese otro día pero entonces Wayne tendría que volver a pedir cita y sus planes se retrasarían demasiado. No quería perder tantísimo tiempo, así que se puso manos a la obra rápidamente. Quería tenerlo acabado ese mismo día.

La Grúa Estaba Esperando

La Grúa Estaba Esperando

Como un guante


¡Buen modo de pensar! Wayne era un hombre fuerte y muy trabajador, con mucha energía, así que terminó de cavar lo que faltaba para que el contenedor cupiese en un tiempo récord. Además cubrió toda la superficie del agujero con gravilla para depositar el contenedor en blando y que la gravilla pudiera filtrar el agua cuando lloviese. Lo tenía todo fríamente calculado. La grúa levantó el contenedor del suelo, lo giró y se dispuso a depositarlo en el agujero y ¡voilá! Encajó esta vez a la perfección.

La Horma De Su Zapato

La Horma De Su Zapato

Una bomba de sumidero


En este punto, no es difícil adivinar lo que tenía en mente para este agujero y el contenedor. Sigue leyendo para ver cuál era su verdadero objetivo. Si bien estaba destinado a ser un proyecto de bricolaje, todavía necesitaba el toque de un verdadero profesional.

Añadiendo Detalles

Añadiendo Detalles

Cómo entrar


Después de todo, no es que uno solo tenga un contenedor de 20 pies que pueda bajar a un gran agujero. Esta fue la razón por la que Wayne contrató a una compañía de tanques sépticos. Era una idea mucho mejor que simplemente reunir a sus amigos y hacerlo como les parecía a ojo.

Rematando El Acceso

Rematando El Acceso

Las vigas de soporte


El contenedor finalmente estaba en el agujero. ¿Qué vendría después de esto? Había muchas razones para hacer el agujero más grande que el contenedor. No dejó un solo margen de maniobra allí. Se alejó unos dos pies a cada lado y algunos más hacia la puerta. Entre tanto cada vez más vecinos se reunían afuera de su jardín a mirar en intentar adivinar qué estaba haciendo su vecino. A Wayne todo esto le resultaba de lo más gracioso.

Reforzando El Techo

Reforzando El Techo

Haciendo el techo


El contenedor estaba ahora en el agujero, lo que significaba que era hora de ponerse serios. Tienes que seguir leyendo, ¡te inspirarás con el resultado final! Los plomeros usan una bomba de sumidero para drenar el agua de un espacio cerrado. Wayne se puso manos a la obra sin perder un solo segundo, su proyecto empezaba a tener color. Sin embargo, desde lejos, aún no se veía claramente que pretendía y algún vecino estaba a punto de ir a preguntar.

Turno Del Tejado

Turno Del Tejado

El techo subterráneo


Es un equipo importante cuando necesita colocar algo debajo del suelo. Le permite mantener el búnker sobre el agua, por lo que se encuentra comúnmente en proyectos de sótanos. ¿Quién quiere que se inunde un búnker subterráneo, no es cierto? Una vez reforzada la estructura del techo y los laterales, Wayne se dispuso a colocar una tela aislante por encima de todo el contenedor. Era una tela especial que se usaba en la construcción de estructuras subterráneas para evitar filtraciones de agua de lluvia al interior.

Aislante

Aislante

Una escalera diferente


Wayne era un hombre al que le gustaba el trabajo bien hecho y no quería hacer ninguna chapuza, era necesario prestar atención a los detalles y a las cosas pequeñas, los remates de las puertas, los acabados, las juntas, todo debía ser perfecto. Por eso era muy bueno en su trabajo, porque era un hombre dedicado, trabajador y muy perfeccionista. Él no quería que su trabajo tuviera la típica entrada con escalera vertical, sino que hizo una escalera de obra para poder bajar a la puerta.

Un Toque Especial

Un Toque Especial

Los bloques de hormigón


Llegados a este punto todos os imaginaréis qué es lo que estaba construyendo Wayne, pero para vuestra sorpresa, sus vecinos aún no sabían de qué se trataba y la expectación crecía por momentos. Ahora Wayne estaba colocando ladrillos de hormigón en el exterior para reforzar toda la estructura, luego les echó cemento, cada vez parecía más aquello una casa, pero ¿Qué era realmente los que estaba construyendo? ¿Un cobertizo subterráneo? ¿Un granero? Sigue leyendo para saber de qué se trata.

Blindando El Exterior

Blindando El Exterior

Las vigas y su propósito


Te preguntarás para qué tanto refuerzo con cemento y vigas si es un mega contenedor metido en un gran agujero en el suelo, pues bien, todo tiene su explicación lógica. Y es que aunque parezca que el contenedor estando ahí metido no puede moverse, la tierra no es estática, puede haber corrimientos de tierra cuando lloviese mucho o pequeños movimientos sísmicos que desestabilizaran la estructura. Al poner vigas y llenarlas con cemento todo el bloque queda mucho más compacto y seguro ante posibles movimientos de tierra.

El Motivo Del Refuerzo

El Motivo Del Refuerzo

Verter el cemento


Era el momento de sellarlo todo con cemento y como más vale que sobre y no que falte, Wayne compró varios sacos de cemento por si las moscas, también alquiló una mezcladora y una máquina para poder esparcirlo bien. Llegados a este punto, los vecinos ya habían preguntado a Wayne qué estaba haciendo pero este no soltaba prenda. Incluso alguno se ofreció voluntario para ayudarle con el único propósito de coger confianza con él y que le confesara qué era su obra. Pero no había manera.

Cemento Por Un Tubo

Cemento Por Un Tubo

Asegurando el búnker


Ya habían esparcido todo el cemento por la superficie de la estructura, dejando el hueco de la escalera para poder bajar. Ahora había que alisar la superficie para que no quedaran imperfecciones y dejar secar el cemento unos días. Había además que cruzar los dedos para que no lloviese mientras tanto o el cemento no se secaría y podría deformarse. De todos modos el tiempo parecía estar muy estable. ¿Cuándo confesaría Wayne de qué se trataba?

Todo Listo

Todo Listo

Bloque tras bloque


Como Wayne era tan exigente se quedó un rato pensando y mirando su obra, le faltaba algo, pero ¿qué era? Después de un rato meditando llegó a la conclusión de que lo que faltaba era un refuerzo para la entrada, además después de poner unas cuantas vigas más, y llenarlas de cemento, le pondría unos embellecedores en metal para que luciese más bonito. A estas alturas estaba ya a punto de dar la noticia a todo el vecindario que lo esperaba con ansia.

Últimos Detalles

Últimos Detalles

Vigas de soporte temporal


Por fuera todo estaba terminado por fin gracias al arduo trabajo y la persistencia de Wayne que era un insaciable trabajador nato. Los vecinos seguían pendientes de él y estaban alucinando con la rapidez que había tenido en construir todo aquello. Ahora era el momento de arreglar todo el interior y rellenarlo con las cosas que serían necesarias. ¿Sería ya el momento de decir qué era aquel edificio?

El Interior

El Interior

Llenándolo


Todo estaba listo ya por dentro, Wayne había forrado el habitáculo en madera y había colocado estanterías. Entró en la casa y volvió a salir con bolsas de la compra llena de latas de conservas, comida no perecedera, bombonas de gas, productos de limpieza, ropa, utensilios, herramientas, garrafas de agua, un botiquín, linternas, pilas, etc. Parecía como si se fuera a mudar a aquel contenedor subterráneo. ¿Sabéis ya de qué se trata?

El Momento De La Verdad

El Momento De La Verdad

¡Un Búnker!


¡Exactamente! Lo habéis adivinado, lo que Wayne se había construido era un búnker. Por fin sabemos de qué se trataba y es que Wayne era un hombre muy precavido y muy preocupado por la seguridad, además en los Estados Unidos era muy normal tener un búnker en el jardín, por los huracanes o los terremotos, o quién sabe si para una guerra. Ahora Wayne estaba preparado para todo ¡Ah! Y además de todo lo que cogió para sobrevivir, también se hizo con un súper alijo de alcohol, por si tenía que pasar mucho tiempo allí.

¡Un Búnker!

¡Un Búnker!

Más que eso


Wayne además lo hizo todo siguiendo los códigos de seguridad estatal, cumpliendo todas las normas y reglamentos establecidos para este tipo de refugios antiaéreos. Quería que durase eternamente y que fuera lo más seguro posible. Wayne por fin comunicó a sus vecinos que había fabricado un búnker y que en caso de necesidad todos podrían entrar con él allí. Al fin y al cabo no le gustaba estar solo y había mantenido su proyecto en secreto solo para darle emoción.

Un Sito Muy Especial

Un Sito Muy Especial

A festejar!


Todos los vecinos estaban muy contentos con el ofrecimiento de Wayne, que había estado fabricando el solo y en secreto un refugio para todos. Había pensado en cada detalle, había puesto ventilación suficiente para poder respirar todos, comida y bebida. Esperaban por supuesto no tener que utilizarlo nunca pues supondría que hay alguna catástrofe fuera pero el detalle del vecino fue muy grande y todos querían agradecérselo de alguna manera, así que celebraron una fiesta en su honor.

Fiesta En Su Honor

Fiesta En Su Honor

Compartiendo algunos consejos


Durante la fiesta, como era de esperar, Wayne fue el centro de atención. Todo el mundo quería preguntarle algo o quería saludarle. La comunidad de vecinos no era muy grande así que se conocían todos, pero Wayne era algo más reservado y todos querían conocerle mejor. Muchos vecinos se interesaron en los detalles técnicos del búnker y en cómo se le ocurrió a Wayne utilizar un contenedor de mercancías para ese propósito. Estaban todos fascinados y Wayne se sentía en su salsa hablando de los detalles.

Animando A Los Demás

Animando A Los Demás

No fue el único


Finalmente y con la ayuda y apoyo de Wayne, más vecinos se animaron a fabricarse un búnker propio en su jardín. Wayne había sentado unos precedentes que habían llegado para quedarse y es que todo el mundo quiere tener la seguridad de estar bien en caso de que algo horrible ocurriese. A partir de ahí Wayne tuvo que supervisar varias obras en su vecindario e incluso lo llamaban de otros vecindarios de la ciudad para contratarle. La gente creía que tenía una empresa dedicada a fabricar búnkeres, quién sabe si será el negocio del futuro.

Más Búnkeres, Por Favor

Más Búnkeres, Por Favor

Publicidad